Lucía, mi Pediatra.

Desde la experiencia de mi profesión y la sensibilidad de mi maternidad.

¿Cómo lo consigues? Mis 10 aprendizajes en red

Se cumplen tres años desde que abrí mi blog www.luciamipediatra.com y con él una cuenta de Facebook, otra de instagram y un perfil en twitter. Sin pensar a dónde quería llegar y sin estrategia en mano, empecé a darle a la tecla.

  • ¿Cómo has logrado tener más de 250.000 fieles seguidores que no pierden ni una de tus publicaciones? ¿Cómo se consiguen 100.000 visitas en 24 horas en un post y cerca de 15 millones de visitas en 3 años? ¿Dos libros con Planeta y a punto de lanzar el tercero? ¿Premios y reconocimientos varios por tu labor en red? ¿Televisión Española? ¡Cuéntanos tu secreto!- me preguntan incesantemente en cada foro, reunión, conferencia o entrevista.

La respuesta la he ido cambiando con el paso del tiempo a medida que he ido observando y aprendiendo.

Os creéis si os digo que no tenía formación ninguna en esto, ¿verdad? Que mis conocimientos informáticos son escasísimos y los he aprendido a base de enseyo-error. Bien, pues improvisando y aprovechando que tengo la mañana libre, os diré mis 10 mandamientos para manejarme en redes sociales.

  1. Antes de nada, OBSERVA: Y os lo dice alguien que es tremendamente impulsiva, antes más que ahora. La experiencia me ha enseñado a cambiar de marcha, incluso a tirar de freno de mano instantes antes de caer por el precipicio… Observa, lee, sigue a quien te inspira, aprende de todos ellos, de tus lectores y seguidores también y comparte.
  2. NO PLAGIES JAMÁS: te recuerdo que es un delito recogido en nuestro código penal, aunque sea en la red, aunque sea un simple post en un blog. Es un delito. No lo olvides.
  3. RESPETO. No juzgues. No ataques. No insultes. Las formas siempre son importantes pero en redes, más. ¿Por qué? Porque no hay lenguaje no verbal, no hay tono de voz, no hay miradas, ni sonrisas, ni guiños, ni caricias, ni abrazos. Sólo dispones de palabras. Así que elígelas bien, sí, cuida las formas, son muy importantes. Un mensaje potente, revelador e inspirador para miles de personas se puede venir abajo por utilizar un tono inadecuado.
  4. NO DIFUNDAS BULOS: no escribas, retuitees o compartas información que no puedas asegurar como fiable. Los bulos hacen mucho daño. La vida de muchas personas podría estar en juego #StopBulos
  5. SÉ GENEROSO: la generosidad es una de las cualidades que más admiro en una persona. No concibo moverme en redes sin ser generoso. Esto no es un monólogo de ti mismo, no. Esto es un espacio infinito donde hay gente maravillosa que puede enseñarte cosas que ni imaginabas. Dales voz si crees en ellos. Comparte, si te gusta su mensaje, si te hubiese encantado haber escrito eso mismo… y siempre, siempre cita las fuentes. Porque no hay otro camino para hacer grandes cosas que unirnos, sumar y crear. #JuntosSumamos
  6. SÉ AGRADECIDO: si te felicitan, da las gracias. Si se preocupan por ti, da las gracias. Si reconocen tu labor, da las gracias. Si te ayudan, te echan un cable, te mencionan, te tienen en cuenta: da las gracias.
  7. PARA HACER LLEGAR TU MENSAJE NO ATAQUES AL PRÓJIMO: reconozco que tengo tolerancia cero hacia esas personas que para cargarse de razón sistemáticamente atacan a los demás, ya sean personas físicas o colectivos. Vive y deja vivir. ¿Crees en tu mensaje? ¿En tu discurso? ¡Pues adelante con él! Si es bueno te colocará donde mereces. El ataque lo único que hace es definirte como persona y como resultado, la fuerza de tu discurso se esfumará en segundos. Si es a ti al que atacan os confesaré lo que yo hago y creedme que en esto tengo experiencia:
  • Si es un insulto, directamente bloqueo. Ni mi edad, ni mi estado civil, ni mi sexo, ni mi religión, ni mi color de pelo, de piel o de bandera son opinables. Lo siento señores, pero no todo es opinable, no.
  • Si es un ataque en el que no se llega al insulto aunque el tono ya te anuncia el “warning” en fosforito, ojo. Tómate unos segundos para contestar. Piensa, reflexiona, ve al perfil de quien lo ha escrito, analízalo, respira unas cuantas veces y cuando estés tranquilo, contesta. Pero hazlo como si esa contestación la fueran a publicar mañana mismo en un periódico (como ya me ha pasado. Sí, sí, así como os lo cuento). Si esa persona resulta ser un troll y a tu respuesta le siguen comentarios en cadena escritos de forma compulsiva, directamente silencia la conversación en la pantalla y en tu cerebro. #DontFeedTheTroll A otra cosa mariposa, que el tiempo es oro y estás en la red para compartir tus puntos fuertes, tus virtudes y tus talentos, que todos tenemos alguno, no para perder la energía en estériles conversaciones con parásitos de la red.

  1. SÉ HUMILDE: Por mucho que creas saber de un tema concreto siempre habrá alguien que sepa más que tú o que lo vea desde otra perspectiva igual de válida que la tuya. Aprende a escuchar, a leer entre líneas, a pedir disculpas y rectificar si es necesario. Rodéate de personas de confianza con la que te puedas desahogar en un momento determinado, a quienes puedas pedir consejo y que te den su punto de vista, más objetivo quizá que el tuyo. Agradéceles a todos ellos la ayuda. Gracias @ElHiloOriginal Gracias @JoseGalanB 😉
  2. SIGUE TU INTUCIÓN: Aunque no sepas por qué, síguela, explórala, date la oportunidad de avanzar por ahí aunque sea un camino a priori desconocido, difícil o inexplorado. Las cosas buenas y bonitas que he encontrado en la vida han sido fruto de la intuición, del olfato, del “ojo clínico” llevado a la pantalla o a las personas. ¿Qué uno tiene riesgo de equivocarse? Sin duda, también me ha pasado. Pero de ahí extraerás un valioso aprendizaje. ¡Aprovéchalo! Pero si no lo exploras, no llegarás; eso sí es seguro.
  3. SÉ CONSTANTE y vívelo con PASIÓN: No decaigas. Tendrás días mejores y peores. Habrá días en los que lo que necesitas es desconectar sin más. Tranquilo, no pasa nada por no consultar las redes durante 24 horas. Si se acaba el mundo, te enterarás igualmente. Aprende a relativizar. Aprende a desconectar. Aprende a vivir la vida real y a disfrutar de la virtual.

 

¿Cuál es el secreto del éxito? La pasión y la constancia. No hay mejor manera para trasmitir tu mensaje que hacerlo con pasión. El mundo necesita de personas que se dediquen a cosas que les apasionen. Ahí es donde uno puede llegar a ser verdaderamente bueno en algo. Nada de tibiezas ni ponernos de perfil. La gente quiere que te mojes, que seas contundente, que hables desde las entrañas, que emociones, que arañes, que llegues donde los demás no han llegado. Así que si crees firmemente en lo que haces, dices, escribes o divulgas, adelante con ello.

No hay límites.

Dra. Lucía Galán Bertrand. Pediatra y escritora. www.luciamipediatra.com

« »

© 2017 Lucía, mi Pediatra.