Lucía, mi Pediatra.

Desde la experiencia de mi profesión y la sensibilidad de mi maternidad.

¡Nos vamos de viaje! Sí, pero a contramarcha

Estamos en Navidad y como toca en estas fechas somos muchos los que nos desplazamos cientos de kilómetros para poder abrazar a los nuestros, para volver a recuperar el olor de nuestra infancia, para volver a reunirnos alrededor de una mesa para comer, reír, recordar sueños olvidados y ¿cómo no? seguir soñando: “ ¿Y si nos toca la lotería? ¿Tú qué harías?”

Llevo más de 10 años fuera mi Asturias natal, he criado y aún crío a mis hijos sin ayuda familiar, los que estáis en mi situación ya sabéis de lo que os hablo. Para nosotros la Navidad es mucho más que abrir regalos, es reencontrarnos.

Son días de alegría, de felicidad, de planes en familia, de secretos compartidos, pero también en algunas casas, son días de sillas vacías.

Hace unos meses recibí un email, uno de los cientos que recibo, de una colega de profesión, pediatra como yo, que estas navidades celebrará las fiestas, no con una silla vacía en la mesa, sino con una trona vacía… Su sobrino sufrió un accidente de tráfico y tras siete largos meses de lucha con una tetraplejia como consecuencia de una “decapitación interna” al sufrir el impacto de otro coche, falleció. Todos los médicos y cirujanos que conocieron esta terrible historia que no es más que una de tantas, acordaron que si hubiese viajado en contra de la marcha, es muy probable que hubiese salvado la vida.

Viajar en contra de la marcha es más seguro.  No hay duda.

Me gustaría que vierais este video de apenas un minuto donde explican perfectamente por qué los niños hasta los 2 años, y si es hasta los 4 mejor, deben viajar en contra de la marcha.

 

La cabeza de los niños, especialmente la de los menores de dos años, es mucho más grande en comparación con el resto del cuerpo y su cuello más débil. Es por ello que un accidente recibiendo el impacto de frente o fronto-lateral empujaría violentamente la cabeza hacia adelante para luego impulsarla hacia atrás con toda la inercia del impacto sufriendo su columna cervical lesiones, en muchos casos, irreversibles (“decapitación interna”). Si este mismo impacto se produce en sentido contrario de la marcha como observáis en el vídeo, el cuerpo entero es empujado hacia el propio respaldo por lo que queda más protegido del golpe. Es pura física.

En este sentido España está a la cola del resto de países occidentales. Ya en 2011 la Academia Americana de Pediatría recomendaba viajar en contra de la marcha hasta los 2 años de edad. En otros países, como es Suecia, esta recomendación la extienden hasta los 4 años.

¿Conocéis el sistema i-size?

Es un nuevo estándar europeo de homologación de sistemas de retención infantil (ECE R-129) que sustituirá de forma progresiva al actual (ECE R-44).

¿Qué diferencia hay con los actuales?

Que permiten llevar a los niños en sentido contrario a la marcha hasta mayor edad, inicialmente hasta los 4 años, por lo tanto son más seguros. Para clasificarlos no se utiliza la edad y el peso, como hasta ahora, sino que utilizan la talla (en inglés size). Estos nuevos dispositivos están sometidos a test más exhaustivos que los actuales como es el haber superado el  Test de choque lateral que no se exige en los demás.

¿Qué necesito para tenerlo en mi coche?

Etiqueta en los coches que permiten sillas i-size

Necesitas el sistema de fijación ISOFIX con un anclaje extra en la parte de atrás del asiento o en el suelo, ya disponible en muchos vehículos y en todos los vehículos nuevos. Los coches que dispongan de esta opción llevarán la etiqueta i-size

¿Ya están a la venta estas nuevas sillas?

Sí. A día de hoy ya se pueden encontrar sillas i-size en el mercado. Este sistema entró en vigor en junio de 2013. Se estima que en el 2018 la implantación sea total. Hasta que llegue ese momento,  los fabricantes de sillitas pueden homologar sillas que se adapten a ambos sistemas.

¿Eso quiere decir que a partir del 2018 no podré utilizar mi antigua sillita?

No. No se prevé prohibir los antiguos mecanismos de retención infantil sino ir sustituyéndolos poco a poco al dejar de fabricarse y de comercializarse. Se estima que en 5-10 años todos los sistemas de retención infantil sean i-size

¿Con mi silla actual puedo llevar a mi hijo en sentido contrario a la marcha?

  • Las sillas 0 o 0+ solo pueden ir en contra de la marcha
  • Hay sillas del grupo 1 reversibles (en ambos sentidos)
  • Las sillas i-size están expresamente diseñadas para ir en contra de la marcha hasta los 4 años.

Así que si habéis pedido una sillita para Reyes que sea i-size cerciorándose primero que tu coche tiene los anclajes necesarios.

En cualquier caso el sistema i-size no es imprescindible para ir a contramarcha ni tampoco tener ISOFIX en el coche. Los niños van más seguros a contramarcha, este es el mensaje. Acudid a las tiendas de confianza de sillitas infantiles y ellos os aconsejarán en función del modelo de vuestra coche.

No queremos más muertes en la carretera, mucho menos niños. No más sillas vacías en Navidad, mucho menos tronas.

Feliz Navidad a todos.

Dra, Lucía Galán Bertrand. www.luciamipediatra.com

Enlaces de interés:

 

 

 

« »

© 2017 Lucía, mi Pediatra.