Lucía, mi Pediatra.

Desde la experiencia de mi profesión y la sensibilidad de mi maternidad.

Tenemos nueva vacuna de meningitis: Que no cunda el pánico

Esta semana he tenido la suerte de asistir en Madrid a una jornada de actualización en vacunas donde, de mano de grandes expertos de nuestro país, se habló largo y tendido de Nimenrix, una nueva vacuna frente a la meningitis (A, C, Y, W) que aunque lleva administrándose en hospitales y centros de vacunación internacional desde el 2013, ahora ya es de venta libre en farmacias.

¿Otra? Pero si aun estoy en lista de espera del Bexsero ¡Esto es una locura! – diréis.

Antes de nada, que no cunda el pánico. Vamos a aclarar algunos conceptos.

La meningitis y la enfermedad meningocócica invasiva (EMI) son enfermedades infecciosas provocadas por muy diversos gérmenes. Hablamos de meningitis cuando la infección se limita a las meninges, una estructura que recubre nuestro cerebro. Y hablaremos de EMI cuando el germen además pasa al resto del organismo a través de la sangre afectando a más órganos (riñón, hígado, corazón…)

Ya aquí os contaba la diferencia entre las meningitis “malas” (las bacterianas) y las “buenas” (las víricas, salvo excepciones).

Hoy hablamos de las meningitis bacterianas y de la EMI, infecciones que nos ponen en jaque a todos, a padres y a pediatras. Infecciones devastadoras de rápida evolución que ponen en peligro la vida de los niños y de los adolescentes en cuestión de horas.

Nota tranquilizadora: la incidencia en nuestra país es baja, aproximadamente 0.7 casos/100.000 habitantes. Eso sí, con un gran impacto familiar y sanitario: 10% de mortalidad y hasta un 30% de secuelas graves e invalidantes (sin hablar de las secuelas psicológicas en niños y padres)

Es importante que sepáis que no hay un único germen que provoque estas infecciones, ojalá.

Respecto al meningococo hablamos de 12 serogrupos, es decir, una familia de 12 hermanos, cada uno de los cuales tiene sus peculiaridades. De ellos, 5 son los que provocan la mayoría de las meningitis del mundo y son: A, B, C, W, Y.

Hasta aquí todo claro. Pues vamos a seguir…

  • Meningococo A: la incidencia es muy baja, casi inexistente en nuestro país no así en África donde sigue arrasando a su paso.
  • Meningococo B: Este es el macho alfa de la manada. El 70% de las meningitis en España son causadas por él.

¿Manera de prevenirlo? Voilá: vacunando. ¿Con qué vacuna? Con Bexsero. ¿Está financiada? De momento no. ¿Está recomendada? Sí. A todas las edades incluidos adolescentes, especialmente a los menores de 5 años. Si aún tienes dudas respecto a esta vacuna con la que ya llevamos dos años funcionando y con la que aquí servidora ya ha vacunado a cientos de niños, te recomiendo que leas este post: ¿Qué debo saber del Bexsero?

  • Meningococo C: este es el hermano mayor, el más viejuno. De hecho, llevamos 18 años vacunando a los niños. Es más, fuimos el segundo país de Europa en introducir en calendario vacunal al meningococo C en 1999 ¡España a la cabeza!

Es una vacuna financiada, incluida en nuestro calendario vacunal español a los 4 meses, 12 meses y 12 años como podéis ver en este enlace donde tenéis el calendario oficial recomendado.

La estrategia de vacunación ha sido tan eficaz que las tasas de meningitis por meningococo C han disminuido drásticamente en todo el mundo. Sí, esto es lo que, entre otras cosas, consiguen las vacunas: disminuir tasas de incidencia, de secuelas, de mortalidad y en último caso conseguir erradicar enfermedades como ya ocurrió con la viruela y como esperemos que ocurra en pocos años con la poliomielitis.

  • Meningococo W e Y: estos son los “nuevos hermanitos” de la familia que empiezan a hacer ruido en Europa. Desde que en el año 2000 se produjera un brote epidémico en en relación con la peregrinación anual a la Meca, se han descrito diversos brotes de meningococo W y epidemias en varios países que demuestran un incremento progresivo del número de casos. En el año 2002 se extendió a África, Latinoámerica, Estados Unidos, Canadá, Australia y por último Europa, siendo el más afectado Reino Unido, con cifras que no se quedan atrás en Holanda y Norte Europa.

Tanto es así que la vacuna tetravalente frente al Meningococo A, C, W, Y está incluida en UNICEF SPAIN SENEGALcalendario vacunal en Inglaterra desde 2015 en los adolescentes. Vacuna incluida también en Estados Unidos y en Canadá. Obligatoria además en Arabia Saudí a todos los peregrinos a La Meca e imprescindible si vas a África Subsahariana (para los que os  preguntéis si me la puse, sí, también me  vacuné de ella en mi reciente viaje a Senegal que aquí os cuento).

Bueno, bien, ¿Y qué ocurre en España?

En España de momento la incidencia de meningococo W, Y es baja con 6 casos en 2015, 22 en 2016 y se prevé que llegaremos a los 30 en 2017. No hay motivo para salir corriendo a las farmacias. Keep calm and relax. 

¿Puedo comprar la vacuna en farmacias?

Sí. Desde septiembre de 2017 se puede adquirir en farmacias a un precio de 54 euros. La vacuna hasta el momento era de uso hospitalario además de estar disponible en los centros internacionales de vacunación. Actualmente ya es de venta libre. De ahí este post.

¿Se puede administrar a cualquier niño?

Sí, desde las 6 semanas de vida. Siendo compatible con cualquier vacuna.

¿Efectos secundarios?

Dolor de cabeza en un 22%, fatiga en un 21,9%, síntomas gastrointestinales en un 9,4% y fiebre en un 5,3% de los casos.

¿Y qué dicen los expertos? ¿Qué dice el Comité Asesor de vacunas de la Asociación Española de Pediatría? ¿Debemos recomendar esta vacuna a todos los niños? No. De momento, no. Y aquí con el permiso de mis colegas a los que os recomiendo seguir y preguntar cualquier duda que tengáis, cito textualmente:

El Comité Asesor de Vacunas de la AEP recomienda dar información a las familias sobre esta vacuna y la administración individualizada a niños y adolescentes, en particular en las siguientes circunstancias:

  • Adolescentes a partir de los 14 años (14-18) que vayan a residir en países en los que la vacuna esté indicada, como EE. UU. o Reino Unido.
  • Mayores de 6 semanas de vida, en caso de viajar a países con elevada incidencia de enfermedad meningocócica invasiva (EMI) por los serogrupos incluidos en la vacuna.
  • Mayores de 6 semanas de vida con factores de riesgo de EMI:
    • Asplenia anatómica o funcional. (falta de bazo)
    • Déficit de factores del complemento.
    • Tratamiento con eculizumab.
    • Episodio previo de EMI por cualquier serogrupo.
    • Contactos de un caso índice de EMI por serogrupo A, W o Y.

Se recomienda informar a los adolescentes y a sus padres de la posibilidad de ampliar la protección frente a la EMI con esta vacuna, con vistas a posibles futuros cambios epidemiológicos en España. Estaremos atentos.

¿Y por qué son tan importantes en este caso los adolescentes?

Coaching Lucia mi pediatra

Ay, los adolescentes, los grandes olvidados. Estos chavales que están en terreno de nadie, que vienen poco al pediatra y menos aún al médico de cabecera. Que en la salita de espera se sientan en una esquinita porque “Lucía, es que estar rodeado de bebés llorando es un peñazo”. Que les pides que se desvistan y tardan una media de 10 minutos en quitarse la última prenda mientras te miran de reojo…  Pues ellos son pieza clave en este puzzle porque hasta el 23% de los adolescentes de 19 años son portadores en su garganta o nariz del Neisseria Meningitidis (meningococo). Que no quiere decir que vayan a padecer la enfermedad pero sí la podrían transmitir. ¿Cómo? A través de las gotitas de saliva. Todos hemos sido adolescentes ¿verdad? Época de máximo contacto con gente de tu edad, pandillas, fiestas en las que se comparten vasos y besos, viajes, habitaciones compartidas y asistencia a lugares donde hay mucha gente, mucha, cuanta más mejor.

Además, la vacunación es una excelente estrategia para eliminar el estado de portador, es decir, no solamente proteges a tu hijo de no padecer la enfermedad sino que eliminas el germen de su garganta y nariz donde se aloja y así evitas que pueda contagiar a otros.

Así que si tu hijo va a viajar a Estados Unidos o a Inglaterra a aprender inglés, deberías vacunarle a cualquier edad. Que solo pasamos por los centros de vacunación internacional cuando nos liamos la manta a la cabeza y la mochila a la espalda.Vaso medio lleno 2

Y a mis colegas pediatras animarles a revisar exhaustivamente la cartilla de vacunación en las últimas visitas de estos pacientes, mitad niños, mitad adultos, a los que ya vemos de año en año, dejándose caer en la silla, “espatarrados” y levantando el hombro y la ceja ante casi cualquier pregunta que les hagamos. Mira que me lo paso yo bien con los de mi cupo… Debemos aprovechar esta visita para informar a las familias de la existencia de esta nueva vacuna y ofrecernos para resolver todas las dudas que vayan surgiendo tanto a ellos los padres, como a los propios adolescentes.

En cuanto los niños van creciendo ¿qué mejor que explicarles las cosas a los propios chavales e implicarles en su salud y bienestar?

“Lucía, déjame seguir viniendo aquí aunque ya haya cumplido los 15. Tía, es que me das un buen rollo que te cagas” – me dijo hace poco un paciente instantes antes de recibir una pequeña colleja de su madre ante mi carcajada contenida.

Y por hoy, hemos terminado. Seguiremos informando. Feliz fin de semana. #VaccinesWork

Dra. Lucía Galán Bertrand. Pediatra y escritora. www.luciamipediatra.comEres una madre maravillosa_2000px

 

Si queréis ampliar información aquí os dejo enlaces:

 

 

« »

© 2017 Lucía, mi Pediatra.