Lucía, mi Pediatra.

Desde la experiencia de mi profesión y la sensibilidad de mi maternidad.

¿Se puede prevenir el síndrome de muerte súbita del lactante?

Se denomina síndrome de muerte súbita del lactante a toda aquella muerte inesperada e inexplicable de un bebé menor de 12 meses mientras duerme.

Es la primera causa de mortalidad infantil en niños entre el primer mes de vida y los 12 meses de vida en paises desarrollados y aunque no es muy frecuente, cuando se presenta , es devastador para las familias.

Mucho se ha estudiado acerca de este extraño síndrome que tanta desazón genera en padres y pediatras. Y mucho han ido cambiando las recomendaciones a lo largo de la historia en función de los resultados de cientos de estudios llevados por comités de expertos.

Es por ello que hoy hablaremos de cómo prevenirlo. Las recomendaciones que a continuación vais a leer pertenecen a un documento de consenso realizado por el Comité de Lactancia Materna y el Grupo de Trabajo para el estudio de la muerte súbita infantil de la Asociación Española de Pediatría.

  • Dormir boca arriba. Y cuando decimos boca arriba, es boca arriba, no es de lado, sin cojines, cinturones, cuñas en la cabeza ni cosas por el estilo. En ocasiones durante los 2-3 primeros días en la maternidad, os pondrán al bebé de lado porque está nauseoso o regurgitando, pero son momentos puntuales y bajo control. Una vez en casa el bebé ha de estar boca arriba.

Boca arriba con la cabeza ladeada, para prevenir las plagiocefalias (deformaciones de la cabeza por apoyar siempre del mismo lado) se recomienda ir cambiando la dirección de la cabeza del niño (una noche hacia la derecha, otra hacia la izquierda). Es frecuente que los bebés miren hacia el lado de la cama donde está la madre, es por ello que os habrán recomendado cambiar al bebé cada noche (de pies a cabeza y de cabeza a pies) para que él, de forma espontánea, os mire a vosotras y evitemos de este modo que la cabeza siempre esté apoyada del mismo lado. Tras el cambio de recomendaciones de dormir boca abajo a dormir boca arriba, se redujeron las muertes un 40%, por contra aumentaron de forma considerable los casos de plagiocefalia postural (que en ningún caso es mortal). Por todo ello, al mismo tiempo que recomendamos dormir boca arriba, se aconseja ir ladeando la cabeza para disminuir este riesgo de deformidad.

Hablando de plagiocefalias  y sus mecanismos de prevención los pediatras solemos decir: “A dormir boca arriba, a jugar boca abajo y el resto del tiempo…en brazos

Hay ocasiones particulares en las que debido a una reflujo gastroesofágico importante vuestro pediatra considerará que es mejor ponerlo de lado y semincorporado, en ese caso es a tu pediatra a quien debes hacer caso que es quien mejor conoce a tu hijo, su historia clínica y sus peculiaridades.
La cuna ha de estar despejada. Sin muñecos, sin peluches (pobrecito bebé, ¿creéis de verdad que con 2 días de vida va a hacer caso al peluche de la cuna?) y sin trapitos. El colchón no ha de ser muy blando. Cuando lleguéis a casa poned la cuna en vuestra habitación, al menos hasta los 6 meses. La máxima incidencia de muerte súbita se produce entre en 2-3 mes de vida.
No le abriguéis en exceso. Nada de enrollarle tipo “rollito de primavera” con una manta, ni ponerle 5 capas encima. El exceso de ropa aumenta los riesgos. Déjale las manitas y los brazos libres, que se pueda mover con libertad.
No fuméis ni permitáis que nadie fume en las estancias del bebé.
Dale de mamar, si es posible. La lactancia materna tiene un efecto protector.
Ofrécele el chupete. Parece existir menos riesgo de muerte en aquellos niños que duermen con chupete. Si le das el pecho, espera al menos un par de semanas hasta que la lactancia esté bien establecida.

¿Y qué ocurre con el colecho? ¿Lo meto conmigo en la cama? ¿Hay más riesgo, menos riesgo?

Este tema ha sido motivo de controversia y estudio en los últimos años. Las últimas recomendaciones son las siguientes. Como habéis leído, la lactancia materna tiene un efecto protector en la muerte súbita del lactante y el colecho, a su vez, favorece el mantenimiento de la lactancia.

Lo sé, estáis agotadas y muchas veces termináis con el bebé en la cama a vuestro lado. A mí también me ocurría y a partir de las 3 de la mañana me rendía y metía al bebé en mi cama para que tuviera “barra libre”. Ojo, tened presente que en los últimos estudios consideran que el colecho  aumenta el riesgo de muerte súbita por lo que NO DEBE recomendarse en:
– Niños menores de 3 meses.
– Niños prematuros o con bajo peso.
– Padres que consuman tabaco, alcohol, sedantes o drogas.
– Situaciones de cansancio extremo, como es el postparto.
– Colecho sobre superficies blandas: sofás, sillones, camas de agua…
– Compartir la cama con otros familiares, con otros niños o con múltiples personas.

¿Y si adoso una cuna tipo “sidecar” a mi cama?
Hay cunas que permiten bajar uno de los laterales y pegarla a la nuestra. Sí, esta aceptada como una práctica segura. Una vez le hayas dado la toma, coloca a tu hijo de nuevo en su cuna.

Así que ya lo sabéis todo acerca de la muerte súbita del lactante

¿Podemos hacer algo más?

Sí, compartir esta información con todas aquellas madres, padres, abuelos y cuidadores de niños. Los tiempos cambian, las recomendaciones también y debemos estar al día y velar por la seguridad de nuestros niños.

Bibliografía: Asociación Española de Pediatría y Evidencias en Pediatría.

ULab Lucia mi pediatra¿Estás embarazada o acabas de dar a luz? ¿Vives en Alicante?

Pues reserva esta fecha: 17 de septiembre de 2016 a las 11h:

“Cuidados del recién nacido y de la recién mamá”: Todo lo que deberían haberos contado y que no os han contado (aún…)

Plazas limitadas. Inscripciones AQUÍ 

 

“Lo mejor de nuestras vidas” Editorial Planeta. 5ª edición.Lo mejor de nuestras vidas

Emociónate y siéntelo desde la primera página hasta la última…

Ya a la venta:

 

 

 

« »

© 2016 Lucía, mi Pediatra.