Lucía, mi Pediatra.

Desde la experiencia de mi profesión y la sensibilidad de mi maternidad.

¿Tendrá suficiente con mi leche?

lactancia materna

“¿Será buena mi leche?” – Me preguntan  las madres.
“Mi leche no le alimenta” – Me dicen otras angustiadas- “Creo que tengo poca leche” “No controlo lo que está comiendo…”

La lactancia materna es un tema tan amplio y bonito que tendría que hacer un blog independiente para dedicarle el tiempo y la importancia que merece. Hoy hablaremos de las primeras dudas que les surgen a muchas mamás cuando por primera vez dan de mamar a sus hijos.

Ahora sabemos que, salvo situaciones excepcionales, las madres producen la cantidad exacta de leche que necesitan sus bebés.
No hay leche mala, ni leche “aguada”. ¡Todas las leches son buenas!

La succión del pezón es el estímulo más poderoso para fabricar leche. Si el bebé se engancha frecuentemente y succiona con una adecuada posición, la mama fabrica leche, casi sin excepción.

Solamente en un 1% de casos existirán mujeres con poca producción de leche (hipogalactia), en ese caso, tu pediatra valorará la necesidad de aportes extra.

Cuanto más estímulo, más leche. Cuanto menos estímulo, menos leche.
La naturaleza es sabia y las madres fabricamos la leche que necesitamos para amamantar a nuestro hijo. Y no sólo nosotras, si no todos los mamíferos. Si la hembra tiene 2 crías, fabricará para 2 crías, si tiene 10, fabricará leche para 10 crías.
“Pues le doy biberón hasta que me suba la leche”. Error. La leche “no sube” sola. Si no hay estímulo (succión del pezón por parte del bebé o del sacaleches), no hay leche.
“Aprovecha mientras estés en la maternidad a ponerte al bebé con mucha frecuencia; sólo has de preocuparte de eso, de que el bebé mame; de lo demás, nos encargamos nosotros”- les digo a las madres recién estrenadas.

Las primeras 48 horas de vida el bebé se alimenta del calostro de su madre, pero pocas madres lo ven salir del pecho, incluso apretándoselo. No te preocupes, todas las madres tienen calostro. En estos primeros días póntelo lo más frecuentemente posible: el bebé estará más tranquilo y el estímulo de la lactancia será continuo.

Una vez lleguemos a casa …¿hay algún otro factor que favorezca la producción de la leche?
Sí. El vaciado completo de la mama. Nuestros bebés han de mamar de un pecho hasta el final, es decir, hasta notar el pecho blandito y vacío antes de ofrecerles el otro. Intenta no cambiar constantemente de mama mientras le alimentas; primero uno y cuando esté vacío, el otro. El vaciado favorece el rápido llenado.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes en los primeros días?

  • Mala posición del niño o mal agarre. Debe abarcar con su boca lo más abierta posible areola y pezón. La barriga del bebé debe estar en contacto con la barriga de la mamá. Ponte cómoda, con la espalda apoyada y a ser posible con un cojín o almohada bajo tu brazo. Si no lo hacemos correctamente aunque haya leche, el niño no la extrae completamente por lo que la mama no se vacía al completo, dejamos de producir leche y además existe riesgo de mastitis.
  • Frenillo lingual corto: el bebé hará succiones poco eficaces con lo que estará mucho tiempo succionando con pocos resultados. La lactancia será dolorosa y con seguridad aparecerán las tan dolorosas grietas.
  • Mal asesoramiento: cuando estás allí tumbada, en el hospital, hecha polvo y dolorida, sobran muchos de los consejos que nos dan nuestros amigos y familiares. Aunque se den con la mejor de las intenciones, a veces, perjudican más que otra cosa. “Dale un biberón”, “mira como llora el pobrecito”, “seguro que está pasando hambre”, “se va a deshidratar”. Os suena ¿verdad? Por favor, ante la duda, preguntad a los profesionales. Para eso estamos. Unos consejos adecuados los primeros días son vitales para conseguir una buena lactancia

¿Cómo sé que mama lo suficiente si no sé lo que saca?
El mejor parámetro para saber si come lo suficiente o no, es el peso del bebé. Si gana adecuadamente según los consejos de tu pediatra, no te preocupes. Si además hace 6-7 pipís al día puedes estar aún más tranquila. Si el bebé no come lo suficiente, ahorra todo el líquido que puede y los pañales los moja escasamente.
“Es que antes se tiraba mamando 20 ó 25 minutos y ahora en 5 minutos ha terminado” – me decís muchas veces.
A medida que va creciendo, el niño tarda menos en hacer las tomas y extrae la leche más eficazmente. Como el cambio se produce bruscamente, muchas madres creen que no se alimenta adecuadamente o que deja el pecho pronto porque tienen menos leche. Si el niño está tranquilo y feliz, gana peso y moja 5-6 pañales diarios, es que está tomando la leche que necesita, aunque sea un Speedy González.
“Creo que estoy teniendo un bache de lactancia” Sí, efectivamente existen. El bebé ha crecido bruscamente y necesita más leche. Ocasionalmente aparecen. La solución es ponerlo más al pecho, para que aumente la producción de leche y se superará el bache sin dificultad.

Recomendaciones:
– Una vez nos suba la leche, la lactancia es A DEMANDA. El bebé tiene que mamar siempre que quiera sin esperar a que llore desesperadamente.
– Dale la vuelta a todos los relojes de tu casa. Olvídate de los minutos que está enganchado.
– Es importante que mame todo el tiempo que quiera del mismo pecho, porque la leche del final de la toma tiene más grasa (más calorías y es más saciante). Si quiere más, se le puede ofrecer el otro pecho después.
– Ten en cuenta que en climas muy calurosos a veces piden por sed, y harán algunas toma más cortas que otras (una de sed, una de hambre…).
– Evita el uso del chupete las primeras 2 semanas. La forma que tiene de succionar el chupete nada tiene que ver con la forma de succionar el pezón y esto les puede generar confusión y hacer fracasar la lactancia.
¿Cuando me preocupo?
Si moja menos de 4-5 pañales al día (con los pañales superabsorbentes es más difícil de valorar), si la orina es muy concentrada, si el bebé está muy irritable y llorón, es posible que esté tomando poca leche y sería conveniente consultar a tu pediatra.

¿Y si no sólo lo tengo todo controlado sino que además me gustaría donar mi leche a un banco de leche? ¿Has oído hablar alguna vez de los Bancos de Leche? En la Asociación Española de Bancos de Leche  encontrarás toda la información que buscas. Aquí tienes los que existen actualmente en España:

Banc de Llet Matterna de les Illes Balears

Banco de Leche Hospital 12 de Octubre Madrid

Banco de Leche Hospital La Fe de Valencia

Banco de Leche Humana Hospital Virgen de las Nieves Granada

Banco de Leche de Aragón, Zaragoza

MAMA Banc de Llet Materna Barcelona

Banco de leche de Extremadura, Mérida

Banco de Leche Castilla y León, Valladolid

 

Y no olvides que…
Los bebés maman para alimentarse pero también para consolarse, para sentirse protegidos y queridos. Para oler a su madre, para saborearla.. Si le ofreces el pecho siempre que quiera, aunque no sea por hambre, no te equivocarás. Ante la duda: póntelo al pecho.
Si hay algo en la crianza de mis hijos que más añoro es justamente esta: repetiría una y mil veces la experiencia. Es maravillosa e irrepetible.
“Dale lo mejor de ti en el mejor de los envases”

 

Lo mejor de nuestras vidas” ¿Preparada para sentir, para emocionarte, para vibrar?

Editorial Planeta. 5 edicion!

Lo mejor de nuestras vidas

 

« »

© 2016 Lucía, mi Pediatra.