Lucía, mi Pediatra.

Desde la experiencia de mi profesión y la sensibilidad de mi maternidad.

SOS: ¡Piojos en casa!

¡Los piojos también van al cole!

Tus hijos empiezan el cole y con ellos… ¡los piojos!

¿Que levante la mano quien no haya recibido  la famosa “circular” de los piojos?

Uy, uy, uy… tengo que reconocer que cuando mis hijos entran por la puerta con el:  “Mamá, traigo una “circular” que tienes que leer” me echo a temblar. O son los piojos, o es la escarlatina, o hay que prepararles a los niños un disfraz con tantos detalles que tengo que releer la nota 3 veces para aclararme.

Volviendo a estos “simpáticos” bichitos que conviven tanto con nosotros que  casi forman parte la familia.

Antes de nada:

Los piojos no transmiten enfermedades, no vuelan, no saltan y las únicas complicaciones que pueden acarrear son la sobreinfección de las heridas de rascado.

¿Cuánto viven los piojos?

Los piojos adultos viven unas 3-4 semanas. Pone una media de 7 huevos (liendres) al día, sobretodo detrás de las orejas y en la nuca. Los ponen muy cerca del cuero cabelludo, de la piel, porque necesitan calor para la incubación. A los 8-9 días se convierten en piojos adultos y ya corren por nuestra cabeza listos para poner otras 7 liendres al día cada uno de ellos.

Las liendres son unas motitas blancas-amarillentas, a veces marrones, adheridas a la raíz del pelo que no se desprenden con agua. A veces se confunden con caspa. Truco: Yo cuando localizo a alguna, soplo. Si se va, es caspa. Si no se va… ¡a por ella!

Te está picando todo, lo sé, tranquila que todo está en tu cabeza. Nunca mejor dicho. Yo llevo rascándome desde que me he sentado a escribir sobre este tema.

Los piojos vivos son los que producen el picor. Los niños se rascan desesperadamente; es casi imposible no darte cuenta. Mis hijos ya se autodiagnostican ellos solos: “Mamá mírame la cabeza que me pica muchísimo”. Y no es que sean más listos que los demás, es que el picor es muy intenso.

¿Cómo se contagian?

Por contacto directo. Los piojos no vuelan ni saltan. Trepan con mucha facilidad, corren que se las pelan pasando de un pelo a otro si hay un contacto directo entre las cabezas. Aunque no es imposible, es raro que la vía de transmisión sean los objetos como gorras, ropa o cepillos. Los piojos además, no salen de la cabeza. No son aventureros. Sólo los encontraremos en los pelos del cuero cabelludo. Nada más.

Si hallamos liendres o piojos en pelos de pestañas, cejas o de cualquier otra parte del cuerpo, no serán pijos, estaríamos hablando de Pthirus pubis, más comúnmente llamadas “Ladillas” y su origen sería,  en la mayoría de los casos, un adulto. Son cosas muy diferentes, ojo.

Ufffff … ahora sí que me pica todo.

Es un tema que da repelús, pero vamos a continuar.

¿Cómo se tratan?

Primero con tiempo y paciencia.

Segundo: con productos específicos de farmacia. Existen fundamentalmente de dos tipos:

  • Tratamientos con insecticidas: El más conocido es la Permetrina 1% y en ocasiones el Malation. Hay muchos nombres comerciales y es conveniente leer las instrucciones de cada fabricante. Preferiblemente las lociones a los champús, ya que conviene aplicar la loción un tiempo determinado que con los champús generalmente no se cumplen. En seguida le entran las prisas a los niños y nos obligan a aclararles antes de lo que nos gustaría. Por lo que de elegir, elige siempre loción para aplicársela antes de meterle en la ducha.

 

piojosHay que lavar el pelo con un champú normal, secar un poco con toalla y aplicar el producto extendiéndolo muy bien. Tras esperar el tiempo recomendado por cada  laboratorio, se pasará la liendrera (peine de púas muy finas y estrechas). Si es eficaz, los piojos estarán inmóviles y se desprenderán con facilidad. Aclara con agua abundante y depende del fabricante te recomendará hacerlo con champú o sin champú. Deja secar al aire o con toalla y no uses el secador.

En ese momento recomiendo una vez más, la inspección visual para identificar las liendres que se hayan podido quedar y quitarlas una a una.

En los últimos años se ha abusado del uso de la permetrina lo que ha traído como consecuencia la existencia de resistencias por lo que hay ocasiones en las que los piojos no se mueren.

  • Tratamientos sin insecticidas: desde hace unos años hay un producto nuevo que a mí me gusta especialmente y que de hecho es el tratamiento de elección en los piojos que no lleva insecticidas por lo que no hay riesgo de toxicidad ni de resistencias. Se llama Dimeticona. El piojo no muere por efecto de la química, sino por asfixia. La forma de administrarla es igual a la anterior.

La novedad del año pasado fue el Octanediol, un producto que al igual que la dimeticona no tiene insecticida por lo que no generará resistencias y además tiene un buen perfil de seguridad. El mecanismo de acción es destruir la cápsula del piojo (y parece ser que de la liendre también) por lo que el animalito muere de deshidratación. Lo he probado este verano y me ha gustado. El verano es mortal, por cierto, nunca nos libramos: urbanización llena de niños, piscina abarrotada de cabecitas todas juntas, campamentos… ¡Los míos nunca se salvan!

Usemos el producto que usemos siempre debe ir acompañado del cepillado con liendrera para retirar los piojos muertos y las liendres. A pesar de que le paséis la liendrera 100 veces, os recomiendo retirar las liendres que quedan con los dedos; es la mejor manera de hacerlo.liendrera

¿Y si al aplicar el tratamiento veo piojos vivos?

Existen varias opciones que conviene que  consultes con tu pediatra: aplicar el producto durante más tiempo o cambiar de producto, incluso en casos con numerosas recaídas y resistencias, se han llegado a recomendar antibióticos orales específicos.

¿Puedo prevenirlos?

  • Llevar el pelo recogido o tener el pelo corto disminuye el riesgo de contagio.
  • Los productos naturales que existen en el mercado no tiene eficacia científica demostrada o no cumplen con el perfil de seguridad adecuado. Entre ellos está aceite de eucalipto, aceite de lavanda, farnesol y por supuesto el aceite de árbol de té. Ojo con el árbol de té: si se ingiere puede provocar efectos secundarios graves (nunca lo dejéis al alcance de los niños). Recordad que el hecho de que sean productos naturales, no quiere decir que sean seguros e inofensivos. Mucho cuidado con esto. La belladona, el ricino, la cicuta o el estramonio son plantas, por tanto, naturales pero todas ellas pueden resultar mortales.
  • Está totalmente desaconsejado lavar el pelo a los niños con champús para los piojos (permetrina, malation…) como medida preventiva por riesgo de toxicidad y por riesgo de generar resistencias. Sólo se deben tratar cuando vemos los piojos vivos.
  • Pasar la liendrera cada 3-4 días es una práctica muy recomendable para hacer casi de rutina en las épocas en las que hay piojos en el cole.
  • Recientemente el British Medical Journal publicó un estudio donde aseguraban que el antes mencionado Octanediol no solamente servía como tratamiento sino también como repelente de piojos, de hecho, aterrizó en España el verano pasado en formato spray. La casa comercial asegura que con una aplicación del spray dos días a la semana es suficiente para no volver a ver a un piojo en nuestra vida.

¿Puede ir al cole?

En el momento en el que hayamos aplicado el tratamiento completo, al día siguiente puede ir al colegio. Y por favor, no esperéis: si vuelve del cole con piojos, trátalo. En un par de horas habrás solucionado el problema.

Os decía al principio que os arméis de paciencia. En mi caso cuando los coge mi hija (mi hijo misteriosamente es “inmune” a ellos), nos vamos al aseo, preparo todo el kit (loción, liendrera, toalla…) y empieza la inspección. Ella siempre colabora pero en un momento dado en el que me parece ver algo, digo: “¡Quieta, quieta, quieta!”.

Mi hija responde ansiosa: “¿Es un piojo? ¿Es un huevito?”

Y con los ojos como platos repite insistentemente:

“A ver, a ver, a ver, a ver. Enséñamelo”- esto de los piojos le despierta un morbo extraño.

Cuando al fin lo engancho, se lo tengo que enseñar con mucho cuidado que no se me caiga; vamos, que pongo la vida en ello. Ella lo inspecciona orgullosa y sonríe. Así docenas de veces y con todos y cada uno de los piojos o liendres que encuentro. Realmente agotador.

¡Ánimo!

Fuentes:

British Journal of Medicine

Guía ABE. Pediculosis 

UpToDate. 

http://www.infosalus.com/farmacia/noticia-neositrin-protect-ayuda-mantener-piojos-raya-20150730171351.html

http://boticariagarcia.com/repelente-piojos-nuevo-eficaz-015

 

“Lo mejor de nuestras vidas” Editorial Planeta.Lo mejor de nuestras vidas

Sexta edición. Emociones a flor de piel, experiencias reales contadas en primera persona desde la experiencia de mi profesión y la sensibilidad de mi maternidad.

A la venta en librerías y en:

« »

© 2016 Lucía, mi Pediatra.